06 diciembre 2009

Nuevo Cd de Arboleras


ARBOLERAS:
DE LAS ALTAS MARES
ECOS SEFARDIES DE LA ISLA DE RODAS

( Romancero, Cancionero y Coplas sefardies de tradicion oral)


Dirección y producción: Susana Weich-Shahak / Arboleras: Susana Weich-Shahak, Eliseo Parra, José Manuel Fraile, Francisco Ortega y Carmen Terrón / Colaboran: Dolores Caloca, Dimitri Psonis, Albert Sabanoglu, Alfredo Valero y Karin Rosenfeld.
Edita Casa Sefarad Israel - Autoridad Nacional del Ladino y su Cultura
Distribuye KARONTE

RESEÑA DE MANUEL NARANJO LORETO, CEDIDA PARA ASONANTE

A los judíos asentados en la isla de Rodas se les conocía como romaniotes (bizantinos), de los que ya habla el historiador judío-romano Flavio Josefo y el propio San Pablo, aunque los primeros testimonios datan del II a. C. relatados en el Libro de Macabeos.
Tomada en tiempos de las cruzadas por los Caballeros de San Juan a principios del siglo XVI las comunidades romaniotes se ven forzadas a convertirse hasta que en 1522 en que es conquistada por los turcos para el Imperio Otomano vuelven a retomar su fe. Momento que aprovecharon los judíos expulsados de la Península Ibérica y que en gran oleada se establecieron gracias a los estímulos que ofrecía el sultán Suleiman, quien otorgó una serie de privilegios para los sefardíes asentados que iban desde libertad religiosa a la exención de impuestos, entre otros. Fue tan próspera la comunidad sefardí de la isla de Rodas que su número de habitantes llegó a ser mayor que el de los turcos y donde la lengua más hablada era el judeoespañol. La comunidad de judíos romaniotes no tuvo reparos en aceptar las costumbres de los judíos procedentes de España y Portugal.
Es el en XVI cuando se inicia la época dorada de los judíos de Rodas hasta que a lo largo del siglo XIX se producen circunstancias dolorosas para la comunidad: falsas acusaciones, incendio del mercado, un terremoto y el apresamiento de judíos comerciantes por piratas.
La inestabilidad del Imperio Otomano provoca que un buen número de judíos de Rodas emigren a tierras con mejores perspectivas de futuro, se establecerán comunidades en Buenos Aires (Argentina), el Congo Belga, en Sudáfrica y en EE.UU., entre otros lugares . Por otra parte un serie de hechos luctuosos marcará la historia de los judíos de la isla de Rodas en el siglo XX, ocupada por los italianos desde 1912 la llegada de Mussolini al poder sería la antesala de un período de terror, en 1930 el dirigente fascista promulga sus Leyes Raciales siendo este el principio de una serie de persecuciones que culminará con la deportación de casi la totalidad de la comunidad a los campos de exterminio nazis, sólo unos pocos se salvaron.
Este registro doble rinde tributo a los descendientes de la comunidad sefardí de Rodas, hoy diseminados por el mundo, un testimonio vivo, un evocador recuerdo de unas de las comunidades que mejor han guardado sus señas de identidad: la judía y la española.
El primer cd se dedica al Romancero y a las Coplas sefardíes , en total once textos romancísticos cuya mesura se estructura sobre versos octosilábicos, excepto dos de ellos, que lo hacen sobre doce sílabas cantándose con una estrofa musical repetida que divide la serie de versos rimados en una estructura estrófica . Este catálogo de romances se hayan también presente en la tradición hispánica aunque con melodía distinta usado habitualmente como canción para acunar. La “romanza”, como así lo denominan los sefardíes, forma parte de su entorno más cercano, el doméstico, tanto que la mujer sefardí siempre se ha identificado plenamente con las historias y los personajes que en los romances se citan, a través de estos textos cantados expresaban sus alegrías y sus penas.
Inicia el disco unos de los primeros textos anotados, el de “La Dama y el Pastor “ siguiéndole una interesante versión hexasilábica, “La Hermana Cautiva” que también se le conoce como “Don Bueso y su Hermana” y que en Jerez denominamos “Al pasar por Casablanca”, así hasta un número de once romances , seguidos de siete Coplas Sefardíes composición obra de copleros judíos para las festividades del ciclo anual hebreo cuya función era transmitir los conocimientos, los valores, creencias y para reflejar eventos y situaciones históricas, en muchos casos, con carácter didáctico. De estructura estrófica tanto en su melodías como en su texto suelen llevar estribillo, de tal manera que la interpretación de ésta forma lírico-musical es colectiva, estas coplas se estructuran sobre terceto monorrimo de versos largos con cesura y en cuartetas de rima zejelesca.
El género más variado del repertorio judeo-español de Rodas es el Cancionero, tanto en músicas como en textos es el más permeable a la incorporación de términos y expresiones de otras lenguas, una muestra evidente de lo influyente que ha sido el entorno y las modas de la música popular, en este variopinto repertorio se hayan las Cantigas de tema amoroso; las Cantigas de boda; los Cantares acumulativos y algunas canciones de aire popular .
Cuarta entrega de la formación Arboleras que, como es costumbre, se haya coordinada por la Doctora Susana Weich-Shahak con el concurso de sus dos habituales compañeros de viaje, José Manuel Fraile y Eliseo Parra, así como un buen número amigos que ha puesto mucho corazón en ésta antológica grabación que merece no sólo un espacio de honor en nuestra discoteca sino que, además, debería estar en las mejores fonotecas y bibliotecas de nuestro país. Creo oportuno decir que es un trabajo que refleja muy bien el discurso musical judeo-español de esa parte del Mediterráneo , ya que se respetan fielmente los modos y las ejecuciones musicales de medio oriente y muy en especial la dicción, no es pues una revisión edulcorada de las músicas sefardíes es, si cabe, una relectura de un modelo musical hoy en franca regresión.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home